Hablar de una lesión significa intentar determinar con precisión, los motivos por los cuáles se produce la misma y su sintomatología. Cuando estamos frente a un deportista, este principio debe conducir a una adecuada planificación del proceso de tratamiento.

Solicitá turno